viernes, abril 12, 2024
Banner Top

El clima electoral en Michoacán ha sido empañado por una preocupante ola de amenazas y agresiones dirigidas hacia aspirantes y candidatos, que ha resultado en la renuncia de más de 10 personas a sus aspiraciones políticas debido a las amenazas de muerte recibidas.

Según un informe de Integralia, desde septiembre del año pasado hasta febrero de 2024 se han detectado al menos 238 víctimas de violencia política en el estado, marcando un claro aumento en este año. Esta tendencia al alza es alarmante y refleja la gravedad de la situación que enfrentan los participantes en el proceso electoral.

En una conferencia de prensa, Octavio Ocampo, líder del PRD en Michoacán, reveló que al menos tres aspirantes a alcaldes en el estado han decidido abandonar sus aspiraciones electorales debido a amenazas de muerte por parte de grupos criminales. Además, se está considerando la posibilidad de solicitar protección especial para una candidata ante la creciente crisis de seguridad en México.

Lamentablemente, este no es un caso aislado. Desde el pasado 19 de enero, Eder López, líder del Partido Encuentro Social (PES) en Michoacán, informó que al menos 6 aspirantes a diputados locales y ayuntamientos en Tierra Caliente han abandonado sus aspiraciones políticas debido a amenazas y hostigamiento, incluyendo a dos mujeres.

Las amenazas son tan serias que algunos afectados se han negado a presentar denuncias por temor a represalias contra ellos y sus familias, evidenciando la magnitud del problema y la falta de respuesta efectiva por parte de las autoridades.

El PRI también ha sido afectado, con cuatro aspirantes a alcaldes que decidieron renunciar al proceso electoral tras recibir amenazas contra ellos y sus familias. El líder estatal del partido denunció la inacción de las autoridades y anunció la implementación de mecanismos de seguridad internos para proteger a sus candidatos.

Movimiento Ciudadano no ha sido ajeno a estas amenazas, con siete aspirantes que han renunciado a sus aspiraciones, cuatro de ellos después del asesinato de dos aspirantes a alcalde en Maravatío en un mismo día. Esto ha llevado al llamado del dirigente estatal para la instalación de mesas de seguridad específicas para el proceso electoral.

Estos incidentes reflejan la grave situación de violencia política en Michoacán, donde se han registrado 182 incidentes desde septiembre de 2023 hasta febrero de 2024, con un promedio de 1.3 víctimas por día. Los ataques se han dirigido principalmente hacia funcionarios, políticos y aspirantes, y los estados más afectados han sido Guerrero, Michoacán y Chiapas.

Ante esta preocupante situación, es crucial que las autoridades tomen medidas inmediatas para garantizar la seguridad de los participantes en el proceso electoral y proteger la integridad democrática en Michoacán.

Banner Content