miércoles, mayo 22, 2024
Banner Top

Entre las principales afectaciones que encuentra la población joven, destacan la ansiedad, la depresión y el estrés, de acuerdo con la Secretaría de la Juventud, que han tenido acercamientos con más de 45 mil jóvenes de todo el estado, a través de diversos programas.

En declaraciones de la presidenta del Patronato Psicológico Queretano, Elydia Barbosa Benítez, hacia 2022, el estado de Querétaro ocupaba el sexto lugar a nivel nacional en muertes por suicidio, con una tasa de 16.6 suicidios por cada 100 mil habitantes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya preveía hacia el 2020, que la salud mental sería la primera y segunda causa de discapacidad laboral, dependiendo grupo de edad y género, como efecto del aislamiento social.

De acuerdo con especialistas participantes en el Panel Enfrentando los desafíos de la salud mental y la demencia: una perspectiva multidisciplinaria, organizado por la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica A.C. (AMIIF), en los últimos años, la segunda causa de muerte en adolescentes y personas jóvenes ha sido el suicidio y los transtornos mentales cada vez son más frecuentes, sin embargo, solamente el 20% de las personas que los padecen llegan a tener atención profesional, y en muchos casos, pasan hasta 12 años antes de tener un diagnóstico.

Una depresión que se agrava y no se trata, puede derivar en una conducta suicida, y esa es la segunda causa de muerte entre la población de 14 a 29 años, de acuerdo con Jacqueline Cortés, presidenta de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, durante su participación en dicho panel.

La especialista explicó que fomentar hábitos de vida saludables desde temprana edad, puede ayudar para prevenir afectaciones de salud mental más adelante, por ello aconsejó cuidar hábitos de sueño, practicar ejercicio, y mantener un equilibrio entre trabajo o estudio y actividades de esparcimiento, además, dijo, como padres es importante que sean quienes pongan ejemplo en estos hábitos.

Destacó que tras la pandemia, los jóvenes se enfrentaron al reto de convivir nuevamente o por primera vez con otras personas de su edad y en muchos casos hubo afectación a sus habilidades sociales y es común que en las nuevas generaciones, los entren en crisis muy fácilmente.

A esto se suma el reto que enfrentan los jóvenes en su transición al mercado laboral, pues, de acuerdo con el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), las personas jóvenes tienen tres veces más probabilidades que las adultas mayores de 25 años, de estar desempleados, en parte debido a su corta experiencia laboral.

Banner Content

0 Comentarios

Leave a Comment