miércoles, mayo 22, 2024
Banner Top

El técnico Jaime Lozano ha decidido dejar fuera al experimentado portero para dar paso a la renovación en la portería. Conocido como «el señor descensos», «el señor paradas imposibles» o simplemente como una leyenda del fútbol mexicano, Guillermo Ochoa, de 38 años, ha sido una figura emblemática en la selección. Sin embargo, su deseo público de participar en seis Copas del Mundo ha jugado en su contra.

Desde 2014, Ochoa ha sido el guardameta indiscutible de México, pero este verano, durante la Copa América, no veremos sus característicos rizos debajo de los tres palos. El entrenador Jaime Lozano, quien asumió el cargo en 2023 en medio de la agitación en la Federación Mexicana de Fútbol, ha optado por una renovación en el equipo, prescindiendo así de Ochoa.

Tras el final de su contrato con el Salernitana en Italia, Ochoa deberá reflexionar sobre su futuro. Tras el decepcionante desempeño de México en el Mundial de Qatar, el fútbol mexicano ha buscado responsables, y Ochoa, como capitán, ha sido uno de los señalados.

Lozano ha explicado que esta decisión forma parte de un proceso de renovación a mediano y largo plazo, y ha destacado la importancia de dar oportunidades a otros jugadores que se están destacando en sus clubes.

Aunque Ochoa ha tenido momentos memorables en su carrera, incluyendo destacadas actuaciones en la Copa del Mundo de 2014 y el triunfo histórico sobre Alemania en 2018, su rendimiento ha sido cuestionado recientemente, especialmente por sus dificultades en clubes europeos y su falta de títulos en México desde su regreso en 2019.

Su ausencia en la Copa América plantea dudas sobre su papel en el equipo rumbo al Mundial de 2026, con jugadores como Luis Malagón, Julio González y Raúl Rangel surgiendo como posibles sucesores en la portería.

A pesar de todo, Lozano deja abierta la posibilidad de un retorno de Ochoa, aunque probablemente como suplente.

Banner Content