viernes, abril 12, 2024
Banner Top

El Instituto Nacional Electoral (INE) ha dado un paso adelante en la lucha contra la violencia de género en el ámbito político al implementar la «8 de 8», un filtro diseñado para evitar que personas con sentencias por distintos tipos de violencia de género puedan ser candidatos en las elecciones.

Este nuevo instrumento se suma a la «3 de 3 contra la violencia», previamente utilizada por el INE, y contempla ocho tipos de violencia que, en caso de tener una sentencia firme, serán motivo para dar de baja las candidaturas de los aspirantes.

Los ocho tipos de violencia abarcados por la 8 de 8 son detallados en el artículo 38 de la Constitución y van desde delitos contra la vida e integridad corporal hasta violencia política y ser deudores alimentarios. El objetivo es garantizar que quienes hayan incurrido en alguno de estos delitos, y cuenten con una sentencia firme, no puedan participar en cargos de elección pública.

El proceso de verificación de las candidaturas se lleva a cabo mediante solicitudes enviadas por el INE desde el 5 de marzo, con el fin de comprobar que los aspirantes no tengan una sentencia firme por alguno de los ocho delitos mencionados. A pesar de que los aspirantes llenan un formato declarativo negando haber sido sentenciados por estos delitos, el INE realiza una labor de verificación exhaustiva.

En caso de que se confirme que un aspirante tiene una sentencia por alguno de los delitos contemplados, su candidatura será dada de baja. Sin embargo, el INE otorgará un plazo de 72 horas al partido político correspondiente para que sustituya al candidato.

Este nuevo filtro refleja el compromiso del INE por garantizar la integridad y la transparencia en el proceso electoral, así como por promover un ambiente político libre de violencia de género. ¿Cómo será recibido este plan en el contexto de las elecciones de 2024? El tiempo lo dirá.

Banner Content