viernes, abril 12, 2024
Banner Top

“Desde la noche anterior de ir a trabajar, empiezas a sentirte mal, te dan ataques de pánico, te duele el estómago, te encuentras mal, te da fiebre, y es todo producido por ese miedo a encontrarte allí en esa situación” así se vive el hostigamiento y acoso laboral de acuerdo con el testimonio de Aguilar, compartido en el canal de YouTube ´Calma al Mar´.

De acuerdo con ella, la situación comenzó con actitudes sutiles en la medida en que fue adquiriendo más responsabilidades, y aunque fue su jefa quien comenzó con el maltrato, es una situación que se extiende hacia los compañeros o donde participan al ser omisos.
“Es como ir a pasar todos los días, de lunes a viernes a un infierno, la noche antes de ir a trabajar ya empiezas a estar mal, te dan los ataques de pánico.

Yo, cuando llegaba ahí, oía la puerta y temblaba, entonces, es eso, ir al infierno, día tras día, sabiendo muchas veces que no puedes dejar ese trabajo porque vives de él. Al principio solo era mi jefa, pero todo esto se extiende cuando los compañeros ven que el superior te machaca, ellos también”.

En México, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos reportó en 2017 que 18 mil personas renunciaron a su trabajo como consecuencia de ser víctimas de acoso laboral y en 2018, el 40% de los profesionistas padecieron algún tipo de acoso laboral, eso sumado a que los empleados manifestaron que “no cuentan con los canales de comunicación necesarios para denunciar y detener acciones abusivas”.

El acoso laboral consiste en diferentes manifestaciones de conducta abusiva, de acuerdo con la CNDH, estas pueden ser “palabras, comportamiento o actitud, que afectan la dignidad e integridad psíquica o física de una persona, situación que pone en peligro su empleo y deteriora el ambiente laboral”.

De acuerdo con la agencia OCC Mundial, el acoso laboral afecta el rendimiento de cualquier persona y se trata de un comportamiento violento o acoso hacia una persona en particular dentro de su ambiente de trabajo, muchas veces con la finalidad de que la víctima renuncie o sea despedida. Se puede identificar por gritos de compañeros o superiores, amenazas verbales o escritas, exclusión, humillaciones, ridiculización, discriminación y acoso sexual.

Y la misma Comisión señala que el 80 % de los trabajadores ha presenciado alguna vez un caso de acoso laboral contra un compañero y el 74% asegura que esta conducta arbitraria es ejercida principalmente por los jefes.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) detalla que el 39% de la fuerza laboral son mujeres, “quienes reciben faltas de respeto en sus centros de trabajo, reciben violencia y enfrentan una atmósfera de violencia laboral, ya sea de sus superiores, de pares y de terceras personas”.

En el documento de trabajo “Acoso, Violencia y Hostigamiento” presentado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública dentro de la Cámara de Diputados en su LXV Legislatura, se detalla que existen 15 propuestas con punto de acuerdo sobre el tema, para proteger los derechos laborales y humanos de los trabajadores que son víctimas de hostigamiento laboral, planteamientos legislativos que buscan crear políticas públicas para que cese la violencia, represión y hostigamiento laborales.

Banner Content

0 Comentarios

Leave a Comment