miércoles, mayo 22, 2024
Banner Top

Al menos en cinco ocasiones desde 2020, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha realizado declaraciones polémicas en torno las relaciones bilaterales México-España, desde que criticó el manejo de la pandemia de aquél país en 2020, hasta la más reciente en donde habló de la conveniencia de “una pausa” en las relaciones entre ambos países.

Marko Cortés, líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), señaló que España es el 2º país que más invierte en México, con una cifra de 76,000 millones de pesos en 2021, con más de 6,500 empresas que generan 300,000 empleos directos y más de 1 millón de empleos indirectos.

Mientras que el Gobierno de España emitió un pronunciamiento donde rechaza “tajantemente” las descalificaciones realizadas por el presidente de México y donde destacó que este es un socio estratégico para España y su gobierno desea relaciones basadas en el respeto mutuo.

“España y México somos socios estratégicos y estamos unidos por profundos lazos humanos, culturales, históricos, lingüísticos y económicos. Más de 175.000 españoles viven en México y cerca de 30.000 mexicanos residen en nuestro país. España es el segundo inversor en México y cuenta con 7.000 empresas en ese país. La inversión española se eleva por encima de 70.000 millones de euros y la mexicana en España supera los 25.000 millones. España trabajará siempre por mantener las mejores relaciones con México y reforzar los lazos con este pueblo hermano. El gobierno desea unas relaciones basadas en el respeto mutuo, como quieren los españoles y los mexicanos, sin este tipo de manifestaciones”, comunicó el gobierno español a través de su cuenta oficial de Twitter.

Para la Consejera en Latin America Center, Martha Bárcena, estas declaraciones exacerban las diferencias entre países, pueblos y gobiernos cercanos con vínculos culturales innegables. A través de su cuenta de Twitter, pronunció que “los estudios, experiencia diplomática y conocimiento de España, no permiten entender cuál es la necesidad de exacerbar las diferencias con un país, un pueblo y un gobierno tan cercano a México como España”.

Y agregó que no coinciden las declaraciones emitidas desde Palacio Nacional con la realidad, “las inversiones crecen, el turismo también. Los vínculos culturales son innegables. Las relaciones familiares no desaparecen ni desaparecerán. Debe prevalecer la sensatez. Si hay delitos específicos que perseguir de empresas y personas, habrá que documentarlos e iniciar los procesos legales correspondientes. En tanto, esperemos que la pausa de reflexión sea corta y se busquen vías de diálogo y acercamiento”.

José Manuel Albares, ministro de relaciones exteriores de España expresó que verificaría las declaraciones del presidente de México y el alcance de estas, pues se realizaron en un contexto informal, a pregunta de un periodista “por supuesto no supone una posición oficial o un comunicado oficial, habría que preguntarle qué es lo que ha querido decir y cuál es el tenor oficial que les da a esas declaraciones, la relación entre España y México es una asociación estratégica que va más allá de declaraciones verbales súbitas o palabras puntuales. El Gobierno de España no ha hecho ninguna acción que pueda justificar alguna declaración de este tipo”, expresó el funcionario de aquél país.

En su video columna del portal La Silla Rota, el diputado federal Jorge Triana, calificó las expresiones del presidente como un distractor de temas torales.

Banner Content

0 Comentarios

Leave a Comment