viernes, abril 12, 2024
Banner Top

Desde la noche del 29 de febrero de este año, Canadá anunció el requisito de la visa para los mexicanos que viajen a ese país.

En el comunicado que envió la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, se detalló que ahora la Autorización Electrónica (ETA) debe ir acompañada por una visa estadounidense vigente o una visa canadiense en los últimos diez años, en caso de no tener esta documentación deberán solicitar la visa canadiense.

“México lamenta esta decisión y considera que existían otras opciones antes de llegar a la aplicación de esta medida”, dice el comunicado que envió desde la SRE y advierte que el país se reserva “la potestad de actuar en reciprocidad”.

En su pronunciamiento, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó un “pequeño reproche fraterno y respetuoso” para el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

“Nosotros les ayudamos, y él lo sabe, para que se aceptara que Canadá participara en el TLC porque el presidente Trump no quería, por diferencias que son naturales en la política, por discrepancias, no se llevaban bien pues, entonces no quería que se incluyera a Canadá, quería un Tratado Bilateral entre México y Estados Unidos. Yo insistí con el presidente Trump y lo convencí. Aún cuando México pudo haber obtenido más beneficios”, expresó.

Pero el visado es apenas la punta del iceberg, y el problema de fondo es otros, explicó Nadine Cortés, columnista de El Financiero, quien en su columna titulada “La raíz del problema, más allá de la visa canadiense” explicó que esta decisión tomada por ese país, motivada por incremento del 133% en las solicitudes de asilo de mexicanos en 2023 invita 

a reflexión más profunda que es atender las causas que empujan a los mexicanos a buscar refugio en el extranjero.

“El gobierno debe profundizar en las causas: violencia, inseguridad, violación de derechos, la percepción de inseguridad en México es alarmante, con un 61.4% de la población sintiéndose insegura en sus ciudades, y la violencia en el entorno familiar afecta al 8.4% de las personas en zonas urbanas. A eso se suma, dijo, la alta incidencia de crímenes como el robo en la vía pública, con cerca de 6.600 víctimas en 2021. 

“El incremento de las solicitudes de asilo a 17,490 en 2023 no es solo un número; representa miles de historias personales de desesperación y búsqueda de seguridad y bienestar. La verdadera solución no se encuentra en la eliminación de requisitos de visa, sino en la creación de un México donde sus ciudadanos no sientan la necesidad de buscar refugio en otro lugar”, compartió.

Banner Content